Cómo diseñar la identidad de una marca

Cómo diseñar la identidad de una marca en 10 sencillos pasos

Cuando un cliente se acerca a ti para crear una nueva identidad de marca para su producto, servicio o evento, las cosas pueden parecer un poco intimidantes. Pero no te preocupes – todo lo que necesitas hacer es aplicar todas las habilidades que has acumulado en tu carrera de diseño de una manera ligeramente diferente. Para ayudarte, aquí encontrarás unos consejos para saber cómo diseñar la identidad de una marca.

Cómo diseñar la identidad de una marca

Branding

1. Sigue una estrategia desde el principio

Antes de comenzar a trabajar en una nueva identidad de marca, elaborar una estrategia de marca para formar un conjunto de valores y una propuesta sobre la que el cliente y tú estéis de acuerdo.

Si esto no se hace al comienzo de un proyecto, el cliente no tendrá un punto de referencia para evaluar si los conceptos creativos son relevantes.

2. Trabaja con un briefing

Si los conceptos de diseño se crean sin información exhaustiva sobre la marca, tanto el creativo como el cliente terminan confiando demasiado en una idea intuitiva de la solución y, en consecuencia, corren el riesgo de que la retroalimentación sea subjetiva.

Un resumen elaborado a partir de una estrategia de marca clara permite a ambas partes racionalizar las decisiones de diseño.

3. Haga su investigación

Comprender la personalidad de la marca – su historia, función y los valores que hay detrás de todo. Extraie todos los matices de quién es el cliente y de qué se trata, incluyendo el mercado objetivo, cómo desea ser percibido, y los formatos y puntos de venta donde quiere promoverse.

4. Mide las expectativas

Puede ser un ejercicio valioso pedir a los clientes que hagan su propia exploración para encontrar referencias para su marca: pronto verán lo que les gusta y, útilmente, lo amplio que es su entendimiento del diseño.

5. Comprueba la competencia

Mira los colores, los tipos de letra y los estilos visuales usados ​​por la competencia, y después crea algo verdaderamente único, colocándote lejos de todos ellos. Piensa en los varios usos, colores y tamaños de tu diseño.

6. No confíes en el logotipo

Mientras que un logotipo es a veces el eje que sostiene una identidad de marca en conjunto y lo hace inmediatamente reconocible, las marcas no se basan en logotipos solo. Al crear una identidad de marca, no se centran en los elementos separados.

Asegúrate de considerar siempre la imagen más grande y cómo todos los elementos más pequeños interactúan entre sí.

7. No ignores al cliente

No importa cuánta experiencia tengas, el cliente conoce el producto mejor que nadie. Acercarse con un conjunto de imágenes en vogue puede obtener elogios de tus compañeros, pero podría estar fuera del target y las expectativas de tu cliente y lo que es mejor para la marca.

8. Restringe las posibilidades

Tener en cuenta las necesidades del cliente es el primer paso para crear una gran identidad de marca. Al limitar las paletas de colores, los detalles y la tipografía, una identidad simple puede convertirse en atemporal y moverse al lado del paisaje visual siempre cambiante del cliente.

9. Descubre qué hace especial a la marca

Si ese “algo especial” sobre el producto o el cliente no se identifica al principio, se perderá una gran oportunidad para conectarse con las personas que está creando la marca, y la audiencia que debe atraer.

10. Ten en cuenta los colores y los valores

Los colores transmiten uno valores que hay que tener en cuenta. Puede que a ti te guste mucho el azul, pero a lo mejor no transmite lo que tu cliente o su marca necesitan. Hay que tener siempre en cuenta los valores que transmiten los colores

Con estos sencillos consejos sabrás cómo diseñar la identidad de una marca, aunque nunca te hayas dedicado a ello.

¿Has diseñado alguna vez la identidad de una marca? ¿Sabes cómo diseñar la identidad de una marca?